27, EL CLUB DE LOS MALDITOS


Ver notas anteriores

 



27, el club de los malditos”, de Nicanor Loreti, con Diego Capusotto, Sofía Gala y Daniel Aráoz


Por Ezequiel Boetti


El cine argentino inicia su camino de 2018 con este nuevo trabajo del director de Kryptonitay la serie Nafta súper.


27, el club de los malditos  (Argentina/2018). Dirección: Nicanor Loreti. Elenco: Diego Capusotto, Sofía Gala, Daniel Aráoz, Willy Toledo, Yayo Guridi, El Polaco, Paula Manzone, NaI Awada, Willy Prociuk y Vicky Maurette. Guión: Nicanor Loreti y Alex Cox. Fotografía: Mariano Suárez. Música: Pablo Sala. Edición: Emanuel Flax. Distribuidora: Energía. Duración: 80 minutos. Apta para mayores de 13 años. Salas: 85.



El director y guionista Nicanor Loreti sigue en la línea de los héroes marginales, casi lúmpenes, de 
Diablo (2011), Kryptonita (2015) y la serie Nafta Súper (2016) en este thriller noir desparejo pero siempre atrapante centrado en una supuesta conspiración detrás de las muertes de varios cantantes famosos a los 27 años. 

Sid Vicious, Janis Joplin, Jim Morrison, Amy Winehouse… la nómina de artistas devenidos en mito gracias a una muerte temprana suma ahora un nuevo miembro. Se trata de un importante cantante de punk local (interpretado por El Polaco) fallecido en dudosas circunstancias en vísperas de un recital. 

Una de sus seguidoras (Sofía Gala Castiglione) filmó toda la escena en su celular. El encargado de investigar el caso será un comisario alcohólico (Diego Capusotto) que, junto a la chica, se involucrará en el núcleo de una conspiración internacional en marcha desde hace décadas. 

No parece casual que 
27, el club de los malditos esté coguionada por Alex Cox. El director de Sid & Nancy inscribe su huella con una estética y una tipología de personajes muy parecida a Repo Man, de la que Loreti es fanático confeso. Se trata de hombres y mujeres a los que les cuesta encajar dentro de los límites del sistema respetando sus reglas. 

Con un diseño audiovisual abundante en imágenes recargadas, cámaras lentas y música altisonante que recuerda a Zack Snyder, el film de Loreti tiene un acabado técnico impecable. Los problemas hay que buscarlos en una narración irregular y por momentos demasiado atada al preciosismo de su tratamiento formal antes que a la acción de esos personajes dispuestos a iniciar su propia revolución punk. 



Fuente: https://www.otroscines.com

 

 

Cursos de formación artística
Staff & Editorial
Aviso legal
Contáctenos

Escenarios Teatrales

¿Cómo anunciar?
  • Tu publicidad
  • Tus espectáculos
  • Tu casting
  • Tus cursos