Columna:
El origen develado


Ver notas anteriores

LOS INVERTIDOS

Los invertidos


Una tragedia sobre la hipocresía social


Por Eva Matarazzo



El talentoso director Mariano Dossena vuelve a montar una interesante puesta sobre la controvertida obra teatral “Los Invertidos”, de José González Castillo.


La obra escrita por González Castillo y estrenada en 1914 en Buenos Aires, hacía visible por primera vez en la escena local el tema de la homosexualidad y los prejuicios sociales. Como era lógico en ese momento la obra fue censurada y prohibida por las autoridades municipales por ser entendida como una apología a la homosexualidad, considerada como una depravación.


Eran épocas donde el paradigma del “higienismo disfrazaba la discriminación con pretextos científicos, y la diversidad sexual era considerada como un objeto de estudio médico. Se hablaba de “combatir la plaga”, como una enfermedad que carcomía a el cuerpo social, a la moral y a las buenas costumbres. Así lo refleja el autor de la obra en la primer escena donde se lee el informe que hace Flórez, el personaje principal, sobre un caso de “inversión sexual”.



`La noche parece infundirles una nueva vida, como si en el misterio de su sombra se operara en sus organismos una transfusión milagrosa del sexo. Son, entonces mujeres, cuando en el día han sido hombres`, José González Castillo.


La estructura dramática de la obra es excelente pero además la puesta de Mariano Dossena le imprime dinámica y vértigo al desarrollo de cada escena, resaltando lo esencial de los vínculos, con momentos de gran tensión que suelen incomodar al público. Lo prohibido y lo que no puede `ser visto` conduce irremediablemente a los personajes a la tragedia.


El escenario está dividido en dos espacios : Por un lado el escritorio de la casa de Flórez, miembro de una familia de clase acomodada, casado legalmente y padre de dos hijos, y por otro lado “el club”, que es la casa de su mejor amigo Pérez, pero que en realidad funciona como una especie de bunker para los placeres, donde los homosexuales aristócratas y trans de la época pueden desplegar su oculto mundo femenino.


El diseño escenográfico de Nicolás Nanni hace hincapié en estos dos lugares bien diferenciados, respetando los estilos de época, el refinamiento, y la belleza estética en cada elemento utilizado en la puesta.


A su vez este mundo dual y esta lógica binaria, de roles y de géneros se hace presente a través de los personajes: lo femenino- lo frágil, lo pasivo, en oposición a lo masculino, lo fuerte, lo dominante y lo activo, como parte de una mentalidad de época que tiñe todo el ambiente, generando una atmósfera muy espesa que finalmente resulta difícil de sostener.


La hipocresía de una clase social aristocrática que juega todo el tiempo a ocultar y sostener la mentira, en pos del deber ser y de las apariencias, contrasta con la simpleza de las clases bajas que las sirven, en este caso representadas por los personajes de Petrona y Benito, que lejos de horrorizarse y “ponerles nombres raros a las cosas simples”, llegan a comprender desde su lugar plebeyo el sentido más profundo de la vida.


Los personajes están todos muy bien delineados y los actores a medida que van transitando la historia logran introducir e involucrar al público de manera activa.


Una interesante propuesta desde donde se la mire, con muy buenas interpretaciones por parte de todo el elenco y que a pesar de ser una obra escrita a principios del siglo pasado sigue teniendo absoluta vigencia, debido a que plantea que la ignorancia, la hipocresía y la discriminación, solo pueden terminar aniquilándolo todo.



Ficha técnico artística

Autoría: José González Castillo

Actúan: Alejandro Falchini, Livia Fernan, Mora Monteleone, Hernán Muñoa, Florencia Naftulewicz, Ulises Pafundi, Osky Ramaglia, Fernando Sayago/ Pablo Rodríguez Albí, Gabriel Serenelli, Daniel Toppino

Vestuario: Nicolás Nanni

Escenografía: Nicolás Nanni

Diseño de luces: Claudio Del Bianco

Realización de escenografia: On Realizaciones Escenográficas

Redes Sociales: Belu Maffei, Sofi Spagnoletti

Realización de vestuario: Belen Ficarra, Claudia Olivera

Música original: Diego Lozano

Fotografía: Estudio Fuentes Fernández

Diseño gráfico: ENdiseño

Asistencia de iluminación: Martín Fernández Paponi

Asistente de producción: Esmeralda Gimenez

Asistencia de dirección: Gonzalo Quintana

Prensa: Silvina Pizarro

Producción artística: Pablo Silva

Producción: Ezequiel Paredes

Dirección: Mariano Dossena


EL GALPÓN DE GUEVARA

Guevara 326 . C.A.B.A.

Teléfonos: 4554-4588

Web: http://www.galpondeguevara.com

Entrada: $ 250,00 - Sábado - 23:00 hs - Hasta el 29/07/2017






 

 

Cursos de formación artística
Staff & Editorial
Aviso legal
Contáctenos

Escenarios Teatrales

¿Cómo anunciar?
  • Tu publicidad
  • Tus espectáculos
  • Tu casting
  • Tus cursos