Críticas


Ver notas anteriores

Un poco muerto

 

Dramaturgia y Dirección: Mario Segade

Actúan: Laura Novoa, Marcos Montes y Silvina Bosco

 

 

“Cuando un enemigo se va…”

 

 

Por Néstor De Giobbi

 

 

Después de su temporada en el teatro oficial, (iniciada allá por Julio de este año, como parte de la programación del Complejo Teatral de la Ciudad de Buenos Aires), puede verse ahora en el Teatro del Nudo “Un poco muerto”, trabajo introductorio en el mundo del teatro del reconocido autor de televisión Mario Segade.

 

En el, Segade (recordado por exitosos ciclos de Pol-ka como “Vulnerables”, Resistiré” o “Verdad-Consecuencia”) aborda no solo desde la dramaturgia, sino también asumiendo la responsabilidad de la dirección, este relato de ribetes marginales al grotesco, referido al encuentro entre dos hermanos de ascendencia judía (Shie y Mara), motivado por la muerte de su padre. La prehistoria da cuenta de una hija que permaneció al cuidado del progenitor ahora extinto, mientras que el hijo estuvo distante durante los últimos catorce años, producto de una confusa situación pasional que habría involucrado a Raquel (su novia de antaño), justamente con aquel patriarca desaparecido.

 

El reencuentro de ambos hermanos (sesgados por rasgos de demencia, y navegando  a bordo de recuerdos infantiles en las tumultuosas aguas del alcohol) se debatirá entre la organización del funeral, el aviso de la luctuosa novedad a los parientes y la distribución de la imaginaria herencia, único motivo este último que retornó al hogar paterno a Shie.

 

La irrupción sorpresiva y final de Raquel pondrá el toque de realidad y cordura que la situación reclama, ante una figura materna absolutamente inexistente,...y un cadáver que se desintegra entre dilaciones.

 

Además de la crudeza de imágenes y situaciones, y la elaborada urdimbre de diálogos, las tres actuaciones constituyen puntos salientes del trabajo, particularmente en la composición de los hermanos (Novoa y Montes), en la piel de personajes sumamente intrincados, cuyos giros, modismos y mundos ficcionales internos los tornan a la vez, tragicómicos.

 

Interesante planteo inicial. Interesante desarrollo argumental.

Para los protagonistas, angustiante enfrentamiento con la realidad, obligados a asumir lo que siempre fue y se negó, y a partir de allí se hará contundente permanencia.

 

 

 

 

 

 

 

Cursos de formación artística
Staff & Editorial
Aviso legal
Contáctenos

Escenarios Teatrales

¿Cómo anunciar?
  • Tu publicidad
  • Tus espectáculos
  • Tu casting
  • Tus cursos