Críticas


Ver notas anteriores

Caramelos para el viaje

El juego de los opuestos

 

 

 

 

Por Eva Matarazzo

 

 

En el escenario sólo dos butacas de ómnibus.

Ingresa un hombre cargado con bolsas de supermercado y una mujer

bastante formal.

Comparten el asiento.

Ella abogada, él animador de grupos infantiles.  

Destino: San Clemente del Tuyu.

La obra escrita por Graciela Sverdlick cuenta mediante una pequeña historia, el dilema entre el deber, y las formas, y lo que realmente se desea en la vida. Sus personajes son simples, cotidianos  y hasta cercanos al estereotipo.

Dos seres que intentan fugarse de su realidad, interpretados por los actores Natacha Córdoba y Julio Feld, que convertirán al espectador en un pasajero más de su viaje, apoyados en su capacidad de juego y la espontaneidad de sus actuaciones.

Dos personalidades opuestas que comenzarán un juego de contrastes muy tierno, y llegarán a  un interesante grado de comunicación y apertura, mediante acciones chiquitas pero acordes a la situación.

                                                                                   

            Con  un enfoque bastante clownwesco  la dirección de Tony Lestingi y Néstor Sánchez, hará hincapié en las distancias entre estos personajes y finalmente en un cambio de roles de los mismos, donde el atreverse a cambiar sus vidas delimitará una nueva diferencia.

 

Ficha técnica

Autoría:
Graciela Sverdlick
Actuan: Natacha Córdoba, Julio Feld
Música original: Lito Vitale
Dirección: Tony Lestingi, Néstor Sanchez
TEATRO EL PICCOLINO
Fitz Roy 2056 - Palermo -

 

 

 

Cursos de formación artística
Staff & Editorial
Aviso legal
Contáctenos

Escenarios Teatrales

¿Cómo anunciar?
  • Tu publicidad
  • Tus espectáculos
  • Tu casting
  • Tus cursos