Críticas


Ver notas anteriores

La señorita Julia

De pasiones y clases sociales:



Por Eva Matarazzo



Noche de San Juan, la fiesta de verano más enloquecida y mágica del calendario sueco… Bajo esta atmósfera de calor, diversión y ensueño, Julia, la hija de un conde, en ausencia del padre, seduce a su criado, Juan, en “presencia” de la novia de éste, Cristina; juntos deciden fugarse, robando al conde. Pero el sueño se convertirá pronto en pesadilla y los “actos” de esta noche llevarán a Julia hasta el desenlace más trágico…“



Buenos Aires año 1957, noche de carnaval - . Cocina de la casa de una familia de la alta burguesía. La versión de Claudio Ferrari, traslada la historia a nuestro país, en el contexto de la revolución “libertadora”, con una señorita Julia que dice ser peronista. La lucha de clases, el resentimiento social, la hipocresía y las diferencias entre los sexos, son los ejes del drama.


Los actores Laura Azcurra (Julia), Carlos Kaspar (Juan) y Maia Francia (Cristina), componen personajes que cambian constantemente su carácter, generando climas variados y eclécticos, que logran realmente desconcertar al espectador.


La Señorita Julia de Strindberg es, por su organización y por lo que subyace a la historia, una de las obras más destacadas del teatro realista. El carácter dramático dado por cierto determinismo se expresa en la imposibilidad del individuo de evadir las consecuencias de su lugar social. Con pocos elementos se logra una pieza de gran profundidad, donde el espectador es atraído por aquel universo latente.


La obra adaptada por Ferrari, es bastante jugada, los géneros se atraviesan permanentemente, van desde el drama, a lo bizarro, el melodrama o el absurdo. Este trabajo cuenta además con la supervisión de Alberto Ure, quien regresa de este modo a la actividad teatral luego de más de diez años, por lo cual es un hecho de suma importancia.


Es de destacar la apuesta por el riesgo que implica al tratarse de un texto clásico, abordado con un lenguaje más cercano a la posmodernidad. El juego y los permisos escénicos están presentes a través de sucesivas rupturas y los actores sostienen muy bien sus trabajos, inmersos en el vértigo que implica encarnar cada personaje.


La señorita Julia puede verse todos los viernes y sábados a las 22.30 hs. en el Teatro del Nudo.



 

 

Cursos de formación artística
Staff & Editorial
Aviso legal
Contáctenos

Escenarios Teatrales

¿Cómo anunciar?
  • Tu publicidad
  • Tus espectáculos
  • Tu casting
  • Tus cursos