Críticas


Ver notas anteriores

La gata sobre el tejado de zinc caliente.

Hacer un clásico realista es una de las propuestas más dificiles para desafiar

 

 

Por Viviana Foschi

 

 

Hacer un clásico realista es una de las propuestas más dificiles para desafiar, requiere de una excelente organicidad y naturalidad por parte de su elenco. Necesita de sus interpretes un proceso interno vivo y  constante en escena. Necesita de actores con excelente dicción y manejo del texto. Un texto incluso no cotidiano, referente a otra época o lugar. Por estas razones y otras también - más que nada respecto a derechos de autor - es que no es fácil ver cada año obras en Buenos Aires , no solamente de Tennessee Williams, sino también de Albert Camus o de Chejov, por ejemplo . La escena porteña esta cargada de un teatro posmoderno, dónde la narrativa gira en torno a las imagenes o dónde las estructuras dramáticas y sus dramaturgias rompen con una historia, rompen con una cronología temporal, con la lógica. Daría la impresión que la nueva corriente se ha instalado en el cuerpo y ha dejado de lado la palabra. Y que parecería también que la nueva corriente de publico ha descartado a los clásicos.  Pero cuando un clásico se impone se vuelve un acontecimiento curioso, dónde el espectador acude a la cita lleno de expectativas, todo esto que parece devela lo contrario.Este es el caso de la puesta de Oscar Barney Finn en el portón de Sanchez, dónde los actores cuentan con los condimentos escenciales para dar vida a La Gata sobre el tejado de Zinc caliente de Tennessee Williams, nada menos. Y dónde se demuestra que los clásicos no están muertos y que la palabra continúa con fuerza sobre el escenario. Por lo tanto el aburrimiento ni siquiera se asoma en las butacas.

La obra que se presenta por un acuerdo especial con University of south, Sewanee, Tennesse lleva el titulo original de  " Cat on a hot tin roof ". Los actores  Paulo Brunetti como Brick, Agustina Lecouna como Maggie, Fabiana Falcón como Mae, Gustavo Bohm como Gooper y Norberto Arcusin como el reverendo-médico dan la impresión de ser dibujados para la representación, con todos sus colores. La actriz Ana María Caso ingresa en la piel de la Madre de manera destacada. Y es extraordinario el trabajo de Antonio Ugo en el rol de Papá.

El diseño de escenografía pone enfasis en la cama y en el bar, refugio constante de Brick. La época como el lugar, se encuentran bien representados a través de los peinados y el vestuario. 

Los viernes y domingos a las 20hs en sanchez de bustamante 1034, esta obra maravillosa que merece estar en cartel simplemente "siempre".

 

 

 

 

 

Cursos de formación artística
Staff & Editorial
Aviso legal
Contáctenos

Escenarios Teatrales

¿Cómo anunciar?
  • Tu publicidad
  • Tus espectáculos
  • Tu casting
  • Tus cursos