Críticas


Ver notas anteriores

La Mueca

 

 

De Eduardo Pavlovsky

Actuación: Claudio Salama, Alejandro Hodara, Beto Teper, Lili  Rinkewitsch, Daniel Bañares y Nicolas Bottini.

Dirección: Eduardo Lamoglia

 

 

                              “Luz, Cámara,… Revel-acción”

 

 

                                                                                 Por Néstor de Giobbi

 

 

  La aburgesada y superficialmente sosegada vida de Carlos y Elena, un matrimonio acomodado de clase alta,  se ve sorpresiva y brutalmente alterada por la irrupción en su casa de cuatro enigmáticos personajes dispuestos a desnudar su modelo hipócrita, revisandolo, revolviendolo, y exponiendolo en carne viva.

 

En medio de un clima asfixiante, apoyado en el sonido desde la previa, estos cuatro jinetes apocalípticos repartirán sus energías entre llevar a sus límites últimos a sus dos víctimas, y  paralelamente disputar espacios de poder dentro del grupo intruso.

 

La obra de Tato Pavlovsky, (bien definida como “trhiller psicoanalítico”), muestra el costado profesional del dramaturgo, permitiendole al prestigioso también actor y teatrista moverse “en su salsa” en este intrincado relato.

 

La dirección de Lamoglia presenta la historia con contundencia, aunque sin aprovechar a fondo los escasos recursos técnicos de escenografía e iluminación incluídos en la puesta.

 

Si bien las actuaciones son en general correctas y meritorias, algunas de ellas presentan altibajos que les restan credibilidad;  Beto Teper, Lili  Rinkewitsch, Daniel Bañares y Alejandro Hodara, logran los mejores climas, al animarse a llevar a sus personajes a los niveles reclamados por el texto, con todo el compromiso físico y psíquico requerido.

 

Tal vez al llegar al final de la obra muchos enigmas habrán sido develados. (Incluso, el porqué del título de esta crónica…deliberadamente elegido para no malograr el interés del espectador).

 

Tal vez, el revelador final pondrá las cosas en su lugar, al menos en la mente de quien asiste al espectáculo. Pero a Carlos y Elena, ( …y a tantos otros representados por ellos…) este golpe a su hipocresía les  dibujará en sus bocas aquella mueca, aquella sonrisa fingida del boxeador, realmente herido de Knock Out.

 

 

 

 

 

 

 

Cursos de formación artística
Staff & Editorial
Aviso legal
Contáctenos

Escenarios Teatrales

¿Cómo anunciar?
  • Tu publicidad
  • Tus espectáculos
  • Tu casting
  • Tus cursos