Críticas


Ver notas anteriores

Triología de Lola Arias

Pagina nueva 1

 “Sueño con revolver” - “Striptease” - “El amor es un francotirador”

“Como en una pirámide triangular de cristal”

 Por Néstor De Giobbi

 Las incertidumbres existenciales son en nuestro presente, infelizmente, moneda corriente. Y cuando el tema es el amor…, los cuestionamientos lacerantes se multiplican. Lola Arias (actriz, escritora y directora teatral, que también realizó residencias artísticas en Londres, Madrid y Varsovia, entre otras, y quien anteriormente escribió y dirigió obras como ¨Poses para dormir", "Estudios de la memoria amorosa", o "La escuálida familia"), plantea en este trabajo con constitución de trilogía, el pasado, el presente y los sueños de un mismo personaje.  

La primera de las obras, “Striptease”, posiciona al espectador frente a un diálogo telefónico nocturno y desvelado entre el personaje de marras y su ex–pareja, con el bebe de ambos en escena como espectador privilegiado (...¿privilegiado…?).

Las profundas heridas de ambos por lo que no fue, parecen hacer mella en el bebé, quien copa el centro de la acción con un naturalismo tiránico (imposible imaginar su accionar de otra forma…), y llevando a su madre a plantearse situaciones extremas tales como… “¿un bebé puede querer suicidarse?”

 En la segunda pieza, “Sueño con revolver”, el personaje masculino comparte una noche con una jovencita, casi niña, en un Buenos Aires futurista, violento, sesgado por la marginalidad, apagones que duran meses, y una sociedad acuartelada.  El nudo del segmento aborda la disquisición entre el sueño y la realidad; lo que es y lo que se imagina, sin llegar a vislumbrar el deslinde, y generando por eso una palpable tensión en el espectador.

 Por último, en la tercera parte, “El amor es un francotirador”, se redondean imágenes y conceptos que circulan en las dos piezas anteriores, referidas al carácter de entrega lacerante del amor, a soñar con revólveres (y dormir con ellos bajo la almohada), y se concretiza  una siniestra sesión de ruleta rusa entre suicidas enamorados comandada por una niña, (anunciada desde las dos obras precedentes) en la que nuestro personaje es a la vez espectador y partícipe, y en la que en cada función puede morir un personaje diferente.

 La estética escénica elegida por Arias sumerge al público en ámbitos sombríos, con una iluminación contundente por lo mínima, y disponiendo la platea de maneras cambiantes para cada espectáculo (a veces en torno de la escena, otras balconeando a la misma desde galerías).

 

La Compañía Postnuclear es un colectivo de artistas que se propone la creación de obras de teatro, instalaciones, películas y canciones, y esta integrada por Lola Arias (dramaturga, actriz y directora), Luciana Acuña (bailarina, coreógrafa, directora del grupo Krapp), Alejo Moguillansky (director de cine y docente), Ulises Conti (músico y compositor), y Leandro Tartaglia (artista plástico y escenográfo).

 

Si bien cada una de las obras puede verse en forma aislada, la trilogía se consolida planificando la triple visita al Espacio Callejón, para asistir a esta especie de “Gran Hermano” de cámara (…por usar una imagen tan omnipresente por estos tiempos…), con vidas ajenas observadas desde fuera de una pirámide triangular de cristal.

 

Néstor De Giobbi

 

 

Cursos de formación artística
Staff & Editorial
Aviso legal
Contáctenos

Escenarios Teatrales

¿Cómo anunciar?
  • Tu publicidad
  • Tus espectáculos
  • Tu casting
  • Tus cursos