Críticas


Ver notas anteriores

Comedia

 

De Samuel Beckett

 

Con: Carla Peterson, Damian Casermeiro y Esmeralda Mitre

 

Dirección: Miguel Guerberof





BECKETT TEATRO
Guardia Vieja 3556 B.s As / Tel: 4867- 5185/ - sábado - 22:30/ $15,00 hs

 

“Tres cabezas en la fuente”

 

 

Por  Néstor De Giobbi

 

 

     Como en una escalofriante exhibición de “Flores Aztecas” en una feria de fenómenos, el espectador asistirá a la exposición de un conflicto triangular (Esposa-Marido-Amante),…narrado solo por sus cabezas.

 

     Desde el ingreso, una mesa vacía y tres bandejas expectantes, no anticipan lo que allí tendrá lugar. Cuando la luz se va como telón de apertura,  y vuelve, se observa el tragicómico festín de los tres protagonistas, sintetizados exclusivamente en sus cabezas, que intentarán combinar sus monólogos para enterar al asistente de sus dramas, rencores y diferentes enfoques frente al nudo común: la infidelidad. Como un extraño banquete, donde los protagonistas son a la vez alimento y comensales.

 

    Estas tres cabezas parlantes, (acotando el margen de maniobra de los actores exclusivamente a la gestualidad de sus rostros y la energía de sus voces), se sucederán e interrumpirán incontables veces, exponiendo ante el atribulado jurado (el público) los argumentos de sus posturas.

 

    Una truca de espejos, y una iluminación concentrada sobre cada uno de ellos, (que hará las veces del “soplo vital” que alternativamente habilitará el turno en el debate) bastarán para pintar el relato de los hechos desde cada subjetiva con trazos tragicómicos, mostrando así los diferentes enfoques de cada uno de ellos frente a los otros, y a la situación que los enfrenta.

 

    “Play” (tal el título del original que Beckett alumbrara en 1963, cuestionablemente traducida como “Comedia” para esta intensa puesta de Guerberof) puede leerse ambiguamente como “Juego” o “Actuación” o “Reproducción”, y todas estas interpretaciones serían válidas.

 

    La potencia y contundencia de las actuaciones, (en particular la de Mitre, seguramente la más grotesca e intencionalmente estereotipada), hace de esta pieza breve (apenas veinticinco minutos, en los cuales el texto completo se repite dos veces…) un juego teatral de curiosos ribetes.

 

    Porque,…cuando pasan estas cosas,..hay que poner las cartas sobre la mesa.

 

    Y enfriar la cabeza

 

 

 

 

 

Cursos de formación artística
Staff & Editorial
Aviso legal
Contáctenos

Escenarios Teatrales

¿Cómo anunciar?
  • Tu publicidad
  • Tus espectáculos
  • Tu casting
  • Tus cursos