Críticas


Ver notas anteriores

La Revista Trasnochada

 

Idea, Libro, Coreografía y Dirección General: Carlos Guedes y Christian Barbieri

Actúan: Carlos Guedes, Christian Barbieri, Belén Romano, Clara Quarneti y Gabriela Lapadula.

 

 

“Polvo de Streyaassss …”

 

 

Por Néstor De Giobbi

 

 

 Cuando el murmullo de la antesala se silencia, y perfectamente María Elena podría volver a desgranar aquello de “Enciendanse, las nuevas luces del viejo variette…”,  el escenario de la Casona del Teatro se viste de glamour  y purpurina para dar marco al  nuevo espectáculo del grupo Zapping, “La Revista Trasnochada”.

 

La propuesta de los otrora ganadores del ACE y la Estrella de Mar, es esta vez  “pasar revista” (si se permite el obvio juego de palabras) a las remanidas fórmulas del llamado “genero chico”, haciendo desfilar por sus imaginarias pasarelas e inexistentes escaleras luminosas a aquellos íconos de la revista porteña: La vedette (voluptuosa y arrogante), el capo-cómico (desbordando procacidad y magnetismo), la media vedette, (que es “media” cantante, “media” actriz, “media” bailarina…), un mentalista francés “trucho” (en ambas adjetivaciones…), y los demás partenaires del show.

 

Pero toda esta “constelación de astros y streyasss” es exhibida desde la más rancia estética del “kitsch”, esto que algunos vacilan en definir como un estilo, y otros acertadamente explican como “algo tan horroroso que nos agrada, nos atrae irremediablemente y una vez que nos atrapa… estamos perdidos”. 

 

Los bastoneros del show son sus creadores Guedes y Barbieri, sobre quienes resulta imposible eludir el paralelismo con Alberti y Capusotto, encarnando patéticos e hilarantes personajes al borde de la marginalidad.

 

Si bien la carencia de escenografía es absoluta, el ojo del espectador prescinde de esta circunstancia atropellado por el colorido despliegue musical y lumínico, y la tumultuosa sucesión de sketches, monólogos y cuadros musicales (mención especial para Gabriela Lapadula en su solo, apenas un punto por encima del muy buen nivel general).

 

Fieles a su tenacidad y laboriosidad, los chicos de Zapping derrochan energía en escena, vertiginosos cambios (…a veces hasta aparentemente imposibles) de fastuosos vestuarios, y una elaborada recopilación de “tics “y “clishés” de la revista. Aunque para esto, en el camino, (y si bien ese es uno de los pilares del género, como ellos mismos previenen), por momentos el uso y abuso del lenguaje chabacano y el humor directo y efectista, satura.

 

Pero,…no todo puede ni debe ser Shakespeare en esta vida. Y al fin y al cabo, a veces, hasta el mismo Genio habrá dicho:” A reír,…que se acaba el mundo!”.

 

 

 

 

Cursos de formación artística
Staff & Editorial
Aviso legal
Contáctenos

Escenarios Teatrales

¿Cómo anunciar?
  • Tu publicidad
  • Tus espectáculos
  • Tu casting
  • Tus cursos