Críticas


Ver notas anteriores

Rey Lear

Rey Lear

Ficha Técnica:

 

Autor: William Shakespeare
Concepción y Adaptación:  Jorge Lavelli /Traducción: Patricia Zangaro
/ Actuan: Alejandro Urdapilleta, Pablo Alvarenga, Pompeyo Audivert, Gustavo Böhm, Fabián Bril, Eduardo Calvo, Roberto Carnaghi, Daniela Catz, Gonzalo Costa, Marcela Ferradás, Pablo Finamore, Luciano Linardi, Luis Longhi, Emilia Paino, Claudio Pazos, Hernán Peña, Francisco Pesqueira, Facundo Ramírez, Santiago Ríos, Héctor Segura, Sergio Sioma, Matias Strafe, Marcelo Subiotto, , Diego Velázquez /Vestuario: Graciela Galán /Iluminación: Jorge Lavelli, Roberto Traferri/ Dirección musical: Nicolás Varchausky  / Dirección: Jorge Lavelli

 

Teatro General San Martin.

 

Sobre el poder y la locura

 

 

 

Por Eva Matarazzo

 


La obra de William Shakespeare es atemporal y vigente por una simple razón: sus conflictos siguen siendo los conflictos de la humanidad. Lealtad, amor, ambición, culpa, celo, codicia, rencor, envidia, hipocresía, son algunos de los puntos manifiestos en todas sus obras, y nos muestran una vez más la debilidad del género humano.

 

La historia comienza como un cuento infantil,  en la época medieval,  donde  hay tres hermanas que van a ser las herederas del  Rey Lear, que decide dejar su poder.  Dos de ellas son malas, Goneril y Reagan, en cambio Cordelia, es buena y leal a su padre. Cuando el rey se retira, la guerra civil estalla, y  se despiertan aún más las ambiciones políticas y humanas, siendo cada vez más difícil el detenerlas.

 

La puesta de Jorge Lavelli, refleja mediante símbolos esta disputa entre el bien y el mal. Los acontecimientos se van superponiendo a través del tiempo y ya nadie puede detener el caos y la inminente tragedia desatada.

 

Los hechos van acaeciendo en  una especie de  espiral ascendente, donde la locura y la violencia irán aumentando paulatinamente. Quizás esto no se aprecie tanto en el trabajo de los actores que empiezan muy arriba, con lo cual se hace difícil lograr un contraste hacia el final.

 

Los personajes tienen una interesante estética alejada del naturalismo, definida  por sus movimientos, el tipo de vestuario y  el maquillaje un tanto expresionista  La mayoría se desdoblan, transformándose de acuerdo a las situaciones y los roles que ocupan en el juego del poder.

 

La escenografía es bastante despojada, solo una pared espejada, que permite el juego de entradas y salidas de los actores, y hacia el final una carreta y una tienda o carpa que se irá trasladando por el espacio.

 

Finalmente, Lear, que aparece en un principio como un personaje aparentemente ingenuo, debe enfrentarse,  a  la falsedad, la mentira y la adulación, llegando al  grado de la locura. La ambición desmedida y la hipocresía terminarán con la autodestrucción del hombre y su entorno.

 

 

 

 

Cursos de formación artística
Staff & Editorial
Aviso legal
Contáctenos

Escenarios Teatrales

¿Cómo anunciar?
  • Tu publicidad
  • Tus espectáculos
  • Tu casting
  • Tus cursos