Críticas


Ver notas anteriores

Escarabajos

ESCARABAJOS

 

Por Néstor De Giobbi

 


Dramaturgia: Pacho O`Donnell
Actúan: Ingrid Pelicori, Mario Alarcón y Martín Slipak

Dirección: Daniel Marcove


“Alimañas Familiares” 

Cuentan los estudiosos de la biología, que los escarabajos constituyen la forma de vida que engloba la mayor cantidad de especies diferentes. Y sin embargo, la sola mención de su término remite a una misma y única descripción, de cuerpos acorazados, de tenazas amenazantes, y de poco despeje del suelo por donde se desplazan. 

Tal vez por eso O`Donnell haya elegido, hace más de treinta años, esta imagen para simbolizar las formas de vida de “Marta” (Ingrid Pelicori) y “Oscar” (Mario Alarcón), dos enigmáticos personajes que transitan su vida entre ambigüedades, hermetismos y amoralidades de todo tipo. A esa vida, perversamente arrastrarán a sumarse a “Rubén” (Martín Slipak), un joven repartidor de supermercado, al que bajo el pretexto de prestarle un marco de muy discutible contención familiar, terminarán oprimiendo entre yugos de violencia y denigración personal, repitiendo así la historia de “Carlitos”, el verdadero hijo de la pareja, de quién se tendrán más datos conforme avance la obra.

El texto, jugado en una combinación de corrosivo humor y grotesco dolor, habilita más de una lectura, permitiendo sacar el conflicto de entre las cuatro paredes de la “familia” y ponerlo en una perspectiva más global, para cuestionar el proyecto que le propone la sociedad a los jóvenes que buscan su opción entre las posibles normas de vida.

La puesta de Marcove plasma el patetismo del modelo familiar a través de trazos gruesos de sus personajes, una escenografía fría y un limitado despliegue de iluminación y sonido, todos esencialmente pragmáticos.

Los trabajos actorales de Pelicori, Alarcón y Slipak, si bien resultan funcionales a la caracterología de sus personajes, lucen en algunos pasajes quizás un tanto sobreactuados, y particularmente la escena de violencia física entre los dos hombres, la cual termina siendo poco verosímil, presumiblemente por carencias en el trabajo de entrenamiento específico en escenas de acción, las que en teatro resultan vitales y no tienen la “protección visual” que puede proporcionarle el cine o la televisión.

El teatro, como máquina disparadora de reflexión, sigue con su trabajo de hormiga.  O de escarabajo…

 

 

Cursos de formación artística
Staff & Editorial
Aviso legal
Contáctenos

Escenarios Teatrales

¿Cómo anunciar?
  • Tu publicidad
  • Tus espectáculos
  • Tu casting
  • Tus cursos