Críticas


Ver notas anteriores

LOS AMADOS

“De cirujas, putas y suicidas”

“Los Amados – 25 Años”

(Acuérdate de Agustín Lara)


Actúan: Los Amados (Alejandro Viola, Dolores Ocampo, Oscar Durán, Hernán Sánchez, Fernando Acosta, Rubén Rodríguez, Carolina Alberdi, Wilson Ortiz, Selva Rodríguez,y Lila Feinsilber


Acomodadores-Bailarines: Julián Rodríguez, María Carolina Cesosan y Ainoa Avalos


Idea y Dirección General: Alejandro Viola



“Acuérdate de Acapulco, María Bonita…y de Los Amados”


Por Néstor De Giobbi


Con el honorable pretexto de rendir un merecido homenaje a Agustín Lara, el paradigmático músico-poeta mexicano a quien se deben tantísimos inolvidables títulos coloridos y románticos, como “María Bonita”, “Granada”, “Noche de ronda”, o “Piensa en mi”, “Los Amados” se autocelebran tras veinticinco años de fructífera trayectoria.


Así, esta compañía argentina de músicos-actores creada en 1989 y dirigida desde entonces por su fundador, Alejandro Viola (en su arquetípico personaje de Alejo “Chino” Amado…) viene derrochando humor, cuidado detalle y talento musical desde hace ya un cuarto de siglo. Y esto le valió la rara condición de ser ganadores de todos los galardones posibles en el género, desde el “ACE” hasta la “Estrella de Mar”, y desde el “Carlos Gardel” hasta el “Florencio Sanchez”, pasando por el “Teatros del Mundo” y “Clarín”, en sus distintos rubros y ediciones.


El sello distintivo del grupo es su meloso (intencionadamente casi…empalagoso…) estilo romántico y cursi, que hace pie en los ritmos caribeños en particular y latinos en general, con una alta dosis de humor, sazonada con osados vestuarios, glamorosos pero al filo del ridículo.


Quienes hayan alguna vez asistido a cualquier presentación de “Los Amados”, sentirán ocioso todo intento de remarcar su talento musical y diestras interpretaciones de incontables instrumentos. Análogamente, sabrán que el otro pilar de la propuesta está sólidamente constituido por una elaborada y sostenida creación de personajes, con identidades perfectamente definidas, e interrelaciones minuciosamente trabajadas


En este espectáculo, (y sin desmedro de las labores masculinas como las de Rodríguez (“Mambo Mendez”), Durán (“Cristino Alberó” ) o Costa (“Pocholo Santamaria”), por nombrar solo a algunos, merecen un recuadro aparte las desopilantes creaciones femeninas de Carolina Alberdi (como “Aroma”), una veterana pianista y acordeonista de gesto más que adusto y contradictorio contoneo de caderas a la hora de bailar..), o Dolores Ocampo (“Soberbia Hidalgo”), quien hace honor y gala de su nombre ostentando la actitud más altanera y repulsiva, y siendo a la vez exuberante y fatal, volviendo locos a los hombres con sus irresistibles armas de seducción. Completando el cuadro de estas damas del trópico, las “Mellizas” (absurdamente distintas…) “Sharon y Beba Retamoso Baiman” (Selva Rodriguez y Lila Feinilber) deleitan con sus vientos en saxo y trombón, y más aún sorprendiendo con su versión del Hava Nagila, en homenaje a su “Bobe”.


Los relatos y anécdotas del “Flaco de Oro” (apodo con el que era conocido Lara) en los edulcorados labios del “Chino” Amado, así como las permanentes e hilarantes interacciones de éste con su público, y el gran “Danzón” final al que nadie puede sustraerse (arengado por los simpáticos y cálidos Acomodadores-Bailarines), hacen de esta noche de cena, emoción y fiesta en la Sala Siranush, una propuesta para no perderse, ya que transita sus últimas funciones en este noviembre.


A no quedarse afuera de esta “cruzada de amor desenfrenada”…




 

 

Cursos de formación artística
Staff & Editorial
Aviso legal
Contáctenos

Escenarios Teatrales

¿Cómo anunciar?
  • Tu publicidad
  • Tus espectáculos
  • Tu casting
  • Tus cursos