Críticas


Ver notas anteriores

Otro sábado a la noche

Otro sábado a la noche



Por Eva Matarazzo




Un espacio alucinado, cerrado, con una luz tenue que juega a desaparecer.

Dos parejas atrapadas en este lugar, la cabaña donde deberán pasar la noche del sábado. Aburridos de su estadía comenzarán a de velar el vacío de su frágil existencia y los vínculos que se diluyen en lo cotidiano.


La obra escrita y dirigida por Héctor Trotta plantea un excelente retrato de una generación y una clase social, los jóvenes urbanos de clase media acomodada, y a través de ellos las características de la sociedad a la cual pertenecen. Refleja así la condición humana y este nuevo estado de la cultura caracterizado por el agotamiento y el derrumbe, las nuevas actitudes del individuo en la era pos moderna.


El individuo hipermoderno, aunque orientado hacia el hedonismo, siente la tensión que surge de vivir en un mundo que se ha disociado de la tradición y afronta un futuro incierto, dice Gilles Lipovetsky. Los individuos están corroídos por la angustia, el miedo se ha superpuesto a sus placeres y la ansiedad a su liberación, y justamente los personajes de esta pieza pasan por estos estados atravesando una desesperación enquistada en su existencia.


La puesta en escena es muy interesante desde lo estético y desde la estructura de la narración, por momentos onírica con flashes futuristas en los que los personajes reflexionan sobre aquella noche aparentemente trivial- poniéndose especial atención al diálogo de recursos: cuerpo - acción - palabra – imagen.


El registro de las actuaciones es un realismo contemporáneo muy bien logrado, con reminiscencias de la “nouvelle vague”, y donde lo espontáneo se entrecruza con la profundidad de los textos y la comunicación verdadera entre los personajes es fundamental, se destacan los trabajos de todos los actores cada uno con personajes bien diferenciados.



Los cuerpos están en permanente movimiento en el espacio se buscan y se repelen al igual que se aman y se odian. Un juego permanente de seducción e indiferencia, el intento de reconstrucción y su imposibilidad. A pesar del constante movimiento se puede decir que estos personajes protagonizan un estado de parálisis y contemplan el derrumbe sin poder –ni querer– ponerle remedio. En un mundo en donde ya no es posible ninguna forma de relación profunda, el individuo muestra una u otra cara de las muchas que posee, en función de la situación.




Ficha técnico


Dramaturgia: Héctor Trotta

Actúan: Natalia D`alena, Nicolás Fiore, Maria Saavedra, Julian Smud

Iluminación: Ricardo Sica

Diseño gráfico: Gabriela Turano

Dirección: Héctor Trotta


http://otrosabadoporlanoche.blogspot.com


ESPACIO POLONIA
Fitz Roy 1477 Buenos Aires -
Reservas: 39659549
W
Entrada: $ 40,00 - Sábado - 23:00 hs

 

 

Cursos de formación artística
Staff & Editorial
Aviso legal
Contáctenos

Escenarios Teatrales

¿Cómo anunciar?
  • Tu publicidad
  • Tus espectáculos
  • Tu casting
  • Tus cursos