Críticas


Ver notas anteriores

Unosdos

 

Actuación, Dramaturgia y Dirección: Carolina Tejeda y José Mehrez

 

 

 

“Mientras que el presente los separe…”

 

Por Néstor De Giobbi

 

 

Dos pobres cuartos en algún lugar de Buenos Aires.

 

Dos pobres racontos de lo que pudo haber sido y no fue.

 

Dos pobres catálogos de reproches recíprocos, y una inconfesable vocación por volver.

 

Ella y El, habitando sus recientes soledades “en espejo”,en lo que parece ser el precio que fijó la intolerancia, la rutina, el no escucharse, para premiarlos (¿?) con la libertad.

 

En un espectáculo signado por la claridad de planteo y un naturalismo extremo, Carolina Tejeda y José Mehrez dibujan con lacerante humor y velada ternura, la cotidianeidad de una ex – pareja, que sin confesarlo, y a pesar del sin fin de imputaciones mutuas, sueña con el fugaz encuentro entre la multitud, para tal vez así asomarse a una segunda oportunidad.

 

Los celos, la chatura laboral del otro, los fracasos e insatisfacciones personales, son los objetos intangibles que servirán para arrojarse el uno al otro, sin detectar que el verdadero enemigo no estuvo en esos objetos inmateriales, sino tal vez en el no haber aprendido a detectar la interioridad del otro. Y eso queda palmariamente plasmado en las distintas visiones que cada uno de ambos guarda en su recuerdo de cada simple hecho de la convivencia.

 

El partido tomado a la hora de la puesta, (una especie de “bi - monólogo”  en tiempo real, en paralelo y simultáneo) resuelve con eficacia el problema de la autodirección ya que, así enfocado, el caso se reduce prácticamente a dos puestas de sendos monólogos, donde cada uno de los autores-intérpretes puede ayudar en el trabajo a su compañero, dando finalmente juntos las puntadas en común.

 

Ese, y el enfoque francamente satírico y exagerado de la historia, (aunque no por ello exento de profundidad emotiva), son los pilares del espectáculo, que encuentran en dos actores carismáticos el vehículo para llegar al espectador. Claro está que la polifunción de autores, directores y actores, hace que “Unos Dos” sea para Tejeda y Mehrez algo así como un traje a medida.

 

Derribando el mito según el cual el lunes es el día de descanso teatral, en el Abasto la noche de ese día puede teñirse de la nostalgia, el vacío existencial y hasta la sonrisa grotesca,… de una tarde de domingo.

 

 

 

 

Cursos de formación artística
Staff & Editorial
Aviso legal
Contáctenos

Escenarios Teatrales

¿Cómo anunciar?
  • Tu publicidad
  • Tus espectáculos
  • Tu casting
  • Tus cursos