Críticas


Ver notas anteriores

LA VIDA ES SUEÑO

 
Por Eva Matarazzo
 
 
Poco más de tres mil versos conforman la arquitectura verbal de esta pieza estrenada en Madrid en el año 1635, cuando Calderón solo tenía treinta y cinco y era un joven rebelde, inconformista y atormentado.
 
La obra tiene un tono dramático, pero no llega a ser tragedia. Pertenece al género teatral del barroco, concretamente, al teatro popular. A la muerte de Lope de Vega, Calderón continuó con la evolución del teatro que había dejado planteado. Así, en La Vida es Sueño, pueden verse algunas de las características de esta nueva forma de comedia instituida por Lope de Vega.
 
La Vida es sueño es una de las obras más bellas y perfectas del teatro universal a través de la mirada del notable director catalán Calixto Bieito, quien desde una perspectiva indudablemente contemporánea recupera, para los espectadores del siglo XXI, toda la intensidad, la emoción y la violencia de la escena en tiempos de Calderón.
 
Uno de los puntos más interesantes en la puesta de Calixto Beito es  la resolución del espacio escénico donde un círculo de arena al estilo "circo criollo" sirve de escenario para la  actual representación. Esto permite el juego de los actores y la convención de diversos espacios.
 
El tema central es la libertad frente al destino. Se presenta así el tópico de la vida como sueño y la tematización del autodominio.  La representación de la civilización y la barbarie en Segismundo es la dualidad, un tema muy importante en esta obra y típico del barroco. El recurso con el cual se aplica este tema, es la antítesis que funciona contraponiendo dos ideas. En este caso la civilización o la cultura, y la barbarie o la irracionalidad.
Segismundo pierde el autodominio al ser privado de su libertad. Esto lo lleva también a perder su libre albedrío ya que cuando una persona está cegada por el instinto o por la ira pierde el control sobre su cuerpo y deja de tener toda posibilidad de tomar decisiones sabias y correctas.
 
Segismundo vive encerrado, cautivo, alienado, y  sólo cuando es capaz de saber quién es, consigue el triunfo, la luz.
 
Joaquín Furriel interpreta a Segismundo, príncipe de Polonia narcotizado y preso en una torre por orden de su padre, el rey Basilio, quien teme por la crueldad de su hijo al convertirse en su sucesor. En paralelo, converge la historia de Rosaura, a cargo de Muriel Santa Ana, quien se topa con Segismundo cuando viaja a Polonia disfrazada de hombre en busca de su padre. Un dificil y jugado trabajo para ambos actores, donde deben sostenerse soliloquios demasiado extensos y un lenguaje nada habitual para estos tiempos. Se destacan también las actuaciones de Patricio Contreras, como Basilio, rey de Polonia, donde se ve un innegable oficio, Ana Jovino, como Estrella, y de Enrique Federman como Clarín, que levanta la obra con su toque de gracia y frescura.


..................................................................................................................


Ficha técnico artística

Autoría: Pedro Calderón de la Barca
Versión: Calixto Bieito
Actuan: Patricio Contreras, Hernan Cuevas, Lautaro Delgado, Enrique Federman, Miguel Fontes, Joaquín Furriel, Sebastián Rosso, Muriel Santa Ana, Osvaldo Santoro, Ana Yovino
Músicos: Geromo Amador, Marcelo Aronson
Vestuario: Mercé Paloma
Escenografía: Calixto Bieito, Carles Pujol
Iluminación: Xavier Clot
Apuntadores: Tanya Barbieri
Dirección: Calixto Bieito

TEATRO SAN MARTIN
Av. Corrientes 1530 . Buenos Aires - Argentina
Teléfonos: 0800-333-5254 ó 4371-0111/18
Web:
http://www.teatrosanmartin.com.ar
Entrada: $ 25,00 - Miércoles - 20:30 hs
Domingo - 20:00 hs
Jueves, Viernes y Sábado - 20:30 hs
Entradas desde: $ 30,00 -
 
 


 

 

 


 

Miércoles - 20:30 hs

 


 

 

 

 

Cursos de formación artística
Staff & Editorial
Aviso legal
Contáctenos

Escenarios Teatrales

¿Cómo anunciar?
  • Tu publicidad
  • Tus espectáculos
  • Tu casting
  • Tus cursos