Columna:
Los hijos de gulielmus


Ver notas anteriores

Edipo Rey

Edipo Rey, vuelve a los escenarios porteños, está vez en el circuito alternativo. Conversamos con Viviana Foschi y Gonzalo Villanueva, quienes están por estrenar la tragedia de Sófocles, el próximo lunes 28 de julio en el Teatro del Abasto.

 

Viviana Foschi: Montaje y Dirección de actores.

Gonzalo Villanueva (Edipo): Actor de Edipo Rey.

 

CP: ¿Por qué la elección de un clásico y por qué Edipo?



Gonzalo - Los clásicos no pierden actualidad ni fuerza. Son universos de un poder expresivo inigualable. Por eso trascienden al tiempo y al espacio. Personalmente la tragedia griega siempre me conmovió mucho. La leí y estudié desde mis inicios en la formación como actor. Es maravillosa la función social que cumplía en aquellos tiempos y el lugar vigente que aún tiene, a pesar del racionalismo y la pérdida de lo trascendente. Elegimos Edipo Rey porque creemos que es una historia fascinante, un policial redondo, con ideas políticas y éticas de una vigencia indiscutible.

 


Viviana – Edipo es una de las obras de Sófocles dónde lo trágico se desenvuelve con mayor intensidad. El destino surge con todo su esplendor e ilustra claramente al hombre dentro de un cosmos, dentro de un contexto superior a él. que debe aceptar y tomar conciencia. Nos pareció vital revivir esta historia en el teatro, después de casi 30 años sin ser representada en Buenos Aires, ya que contiene, condimentos fuertes para una sociedad actual individualista, alejada de un pensamiento colectivo, dónde los valores humanos parecen desvanecerse y los horizontes están cada vez más borrosos.

 

C.P: ¿Cómo fue el trabajo de montaje en las escenas?


Viviana - Se trabajo separadamente, el coro de las escenas con los personajes principales. Por un lado el trabajo hizo foco, buscando el ritmo necesario en el coro de la mano de Maxi Libera. Paralelamente en las escenas se fue buscando la organicidad, la emoción que narra las transiciones de los personajes a través de la historia y las intenciones del texto, después se sumaron los colores que pintan a cada personaje, dónde los actores ingresaron con su imaginario. Regresando al coro, se trabajo directamente sobre las diferenciación de personajes, ya que los mismos interpretes cambian su energía, su estado, su imaginación para mutar a un mensajero, un servidor, un Dios…Por último se presentó concretamente el montaje entre un episodio (escena) y un estasimo (escenas de coro).

 

 

C.P: ¿Cuáles son los signos más desarrollados en la puesta?

 

Gonzalo: - Nos propusimos trabajar distintos figuras geométricas partiendo de los principios descubiertos y desarrollados por Pitágoras, uno de los primeros matemáticos de la historia. El hecho de que este personaje sea griego y coincida con el momento histórico en el que surge y se manifiesta la tragedia nos pareció muy estimulante para generar sentido y lenguaje teatral.

La obra también construye un universo marcando el adentro y afuera de la representación donde los artistas participan del hecho teatral desde la mirada del actor como desde el personaje que interpretan.

 

El espacio escénico sólo está delimitado por signos dibujados en el piso que se proyectan como construcciones de una realidad invisible, aunque presente. La elección de representar a Apolo en el centro de la escena a través del símbolo astrológico del Sol es uno de los tantos signos del imaginario colectivo que se resignifican en la puesta.

 

Otros signos colaboran también en la construcción del verosímil como el Deus Ex Machina, cuando Edipo decide quitarse los ojos…

Creo que la música también es una herramienta que en esta propuesta estética colabora en la construcción de sentido a través de distintos incidentales.


C.P: ¿Cómo es el trabajo con los actores y desde dónde se parte?

 

Viviana - El trabajo con los actores presenta un triple desafío en esta puesta en escena de Edipo. Principalmente se busca busco verdad y organicidad como base , un actor que logre conmover al espectador, pero a esto se le suma el texto clásico, que se encuentre adaptado, respeta la música de sus versos, por lo tanto ya nos encontramos con un primer distanciamiento. En tercer lugar, juegan en el montaje, los desplazamientos con partituras de movimiento que han sido creadas bajo el concepto de geometría. Esto se traduce en caminatas que forman triángulos, cuadrados, diagonales, círculos. Toda esta convivencia que transita el actor es un trabajo que durante el proceso de ensayos fue tratado separadamente, para que la memoria del cuerpo pueda ir asimilando, para luego sumar la emoción y el decir cargado de intenciones sanguíneas.


C.P: ¿Qué es lo que a cada uno le parece más rico en la obra para destacar?

 

Viviana - Respecto al proceso de trabajo, destaco el trabajo en equipo, el intercambio y la escucha constante entre los otros roles, como un cimiento sólido al momento de crear.

Gonzalo – También, el trabajo de un equipo de actores con oficio y una verdadera voluntad de búsqueda acompañados por una dirección que nos propuso un universo de alternativas coherentes y que estimulaban nuestro imaginario.

 


 

 

Cursos de formación artística
Staff & Editorial
Aviso legal
Contáctenos

Escenarios Teatrales

¿Cómo anunciar?
  • Tu publicidad
  • Tus espectáculos
  • Tu casting
  • Tus cursos